viernes, 29 de noviembre de 2013

Las discretas y espartanas "900"


Entrada publicada originalmente en noviembre de 2013 y revisada y ampliada en diciembre de 2015


Tras aquellas míticas 300 de Norte y de RENFE, las únicas unidades eléctricas de los años 40 y 50 que no tuve oportunidad de fotografiar, llegó la segunda generación, las "suizas" 436, con sus series derivadas -prácticamente gemelas- 437 y 438 de las que ya me ocupé en otra entrada del blog.  Tras ellas llegaron las 900 o 439, que se comenzaron a recepcionar en julio de 1967.  

Dada la persistencia en RENFE de dos tensiones eléctricas distintas de alimentación, se consideró oportuno que estas unidades fueran bitensión. Tanto la parte eléctrica como la mecánica fueron realizadas por consorcios de empresas españolas con británicas y francesas. De todas ellas, la que yo recuerdo espontáneamente, quizás porque sus placas estuvieran en una parte más visible del tren, era la Metropolitan Cammel británica, responsable junto con CAF de la parte mecánica. En cualquier caso, estas unidades introdujeron importantes mejoras, tanto por  lo que se refiere a sus equipos mecánicos y eléctricos como por su novedosa caja en aluminio y bogies en acero laminado. Además, aunque en el proyecto original se concebía que la unidad estuviera formada por tres coches, al estar finalmente las unidades compuestas sólo por dos, su aceleración era brillante.

Las primeras 900 empezaron a prestar servicio en septiembre de 1967 y un año después ya estaban entregadas las 32 unidades que componían la serie. Las conocí prácticamente desde su estreno. Las veía todos los días de modo continuado aunque un poco de lejos.Vivía yo en aquella época en una residencia de estudiantes cercana a la Plaza de Castilla en Madrid desde cuyas ventanas traseras se veía perfectamente la estación de Chamartín, aún en construcción. Recuerdo que los únicos trenes que veía circular entre aquellos andenes semidesiertos y un poco inhóspitos, eran las 900 haciendo un servicio continuado entre Atocha y Chamartín, con su característica imagen verde oscuro y plata. 


La 439-030, con la librea original de la serie (Foto: blog Carriles de oro)

 De vez en cuando viajaba en ellas entre Chamartín y Atocha y siempre me llamó la atención su espartano interiorismo, acostumbrado como estaba a otro, creo que un poco más "acogedor", de las "suizas". 

Durante varios años las 900 estuvieron fundamentalmente haciendo trenes regionales desde Madrid hasta diversas ciudades de Castilla y León, así como de cercanías en la zona del noroeste de Madrid. Hacia mediados de los 70, fueron pasando progresivamente a los depósitos de León y Oviedo, cubriendo gran cantidad de servicios regionales. Ya, a principios de los 80, se fueron concentrando en el depósito de Miranda, zona donde aún coexistían, aunque por poco tiempo, las dos tensiones. En 1984, las poco más de 20 unidades que quedaban cambiaron su librea a azul y amarillo, excepto la 028, que fue pintada en verde oscuro y amarillo. 

Fue justamente en 1988 cuando pude obtener la única foto que poseo de una 900, en concreto la 439-027 estacionada en la estación de San Sebastián.

439-027 en la estación de San Sebastián en mayo de 1988 (Foto: Ángel Rivera)
La decadencia empezó rápidamente con la finalización de todas las electrificaciones a 1500 V y la llegada masiva de las nuevas unidades eléctricas. Así, en 1991 quedaban 14 y en 1992, 8. Entre 1993 y 1994, toda la serie fue ya dada definitivamente de baja sin haber llegado a cumplir los 30 años de servicio.


Afortunadamente nos quedan dos 900. Una, la 439-004 está custodiada por la Asociación Zaragozana de Amigos de Ferrocarriles y Tranvías (AZAFT) y, al parecer, en espera de restauración.


La 439-004 de AZAFT. La foto pertenece a su llegada a Zaragoza-Delicias, momento que recoge este interesante vídeo.
 Por su parte, la 439-006 es propiedad de la Asociación Bilbaína de Amigos del Ferrocarril (AABF) y luce actualmente su librea original, si bien durante algún tiempo llevó una curiosa y nostálgica combinación de colores blanco y rojo burdeos. 


La 439-006 en blanco y rojo burdeos (Foto: Daniel Blanco/Listadotren)


La 439-006 en su librea original (Foto: AABF)

Debido a los problemas de seguridad que entrañaba su lugar de permanencia, en diciembre de 2014, la AABF, en un gesto que la honra, gestionó su traslado y custodia al Museo del Ferrocarril de Galicia en Monforte de Lemos (MUFERGA). La operación se llevó felizmente a cabo el 6 de diciembre bajo la supervisión del CEHFE y aquí puede verse un buen resumen de ella. 


La 006 hacia Monforte, el 6 de diciembre de 2014 (Foto: Alberto Otazo)
Y ya, en Monforte (Foto: La Voz de Galicia)

Parece que la intención es mantener a la 006 en estado de marcha y quizás pronto la podamos ver de nuevo en las vías. Cabe esperar también en su momento la puesta en operación también de la 004.  Esta vez ha habido suerte...y buena voluntad.


FUENTES CONSULTADAS:

Arenillas, J: La tracción en los ferrocarriles españoles. Ed. Vía Libre. 2010.

Forotrenes

Listadotren

domingo, 24 de noviembre de 2013

Las "littorinas" Fiat

Cuando a principios de la década de los 60, tomaba mi bici y me iba a la estación de Santa Cruz de la Zarza sobre las cinco de la tarde, lo único que yo sabía era que pasaba el "automotor de Valencia" y que me gustaba verlo pasar, todo raudo, y con un cierto contoneo. Y, eso de que no parase en casi ninguna estación como me decían, hacía que para mí apareciera envuelto en una especie de aureola de respeto y misterio. Me llamaba mucho la atención su delantera inclinada y su gran rejilla de ventilación cubriendo buena parte del frontal. Como el paso era tan rápido me quedaba con ganas de más y muchas tardes volvía de nuevo a la estación para ver pasar de nuevo "el automotor de Valencia". No es que hubiera dos servicios sino que, el de las cinco de la tarde era el descendente Madrid-Valencia y el de las ocho ascendente Valencia-Madrid. Pero como Valencia quedaba mucho mas lejos del pueblo que de Madrid, parece que resultaba mucho mas impresionante relacionarlo siempre con Valencia. Aunque por lo visto este servicio lo prestaron también los Renault ABJ, en mi recuerdo sólo está la imagen de estos Fiat apodados "littorina".  En cualquier caso, creo que fue a finales de 1964, cuando este servicio de automotores fue sustituido por nada menos que dos servicios diarios de ida y vuelta por el Talgo II, desbancado de sus servicios de Irún y Barcelona por el naciente Talgo III.  Pero esa es otra historia a la que algún día me referiré.

"Littorina" Fiat 9215 (primero del grupo de doce) en Lleída. No sé cual es la autoría de la foto pero me parece útil ponerla como referencia de la imagen de este automotor cuando estaba en servicio

Muchos años después me fui enterando de más cosas de estos automotores a través de los libros de Javier Aranguren, Josep Calvera o Juan Carlos Casas (magnífica su monografía sobre las "littorinas" y el TAF). Supe que el nombre de "littorina" viene de que los primeros servicios de este modelo de automotor se efectuaron entre Roma y Littoria en Italia; que, junto con otros automotores y sobre todo con los Ganz y los Renault ABJ, conformaron la antigua serie 9200 (en la cual ocupaban los números 9215 a 9226) y de algo tan entrañable como que los automotoristas -que este era el nombre oficial de sus conductores- tenían que ponerse un doble pantalón debajo del mono de trabajo cuando, en invierno, prestaban ese servicio de Madrid a Valencia pasando por Cuenca y su serranía. Anécdotas de este tipo me hacen pensar en los duros servicios de estos vehículos durante los años 40 y 50, con tanta escasez de combustibles y con vías y otras infraestructuras en tan deficientes estados.  Y, como no, los de las parejas de conducción que hacían con "su" automotor ciclos de 7 u 8 días recorriendo media España antes de volver de nuevo a su depósito. Todo ésto es también historia de España, tanto desde un punto de vista cercano y entrañable como técnico e industrial, y por tanto no podemos perder las pocas piezas y recuerdos que nos quedan de todo ello.

La "littorina" preservada en Delicias

Nos queda una "littorina" en la zona exterior del Museo Nacional Ferroviario en un estado bastante penoso. De momento no ha tenido la suerte de otro automotor preservado en el mismo lugar hasta hace muy pocos meses, el Renault ABJ2 9304, ahora en restauración en Mora d´Ebre por parte de la APPFI. Sé de los esfuerzos del equipo del Museo para lograr su conservación. Ojalá se hagan pronto una realidad y la "littorina", junto con las otras piezas que allí están, vuelvan a la vida de nuevo, es decir, puedan ser contempladas y admiradas por antiguas y nuevas generaciones.