domingo, 29 de marzo de 2015

Historias del vapor (XII): Un error de cálculo en el Zafra-Huelva (RENFE 120-2091/2096)

A veces, cuando se proyectaban algunas líneas y servicios de ferrocarril, las compañías podían pecar por exceso o por defecto en el cálculo del material motor necesario. Con frecuencia era por defecto, pero en el caso del Zafra a Huelva, las previsiones de tráfico de viajeros fueron muy por delante de la realidad y condujeron a la adquisición de locomotoras que no resultaron de utilidad para la línea. Tal fue el caso de las primitivas 1 a 6 de aquella compañía, posteriormente en RENFE 120-2091 a 2096.

La compañía del Zafra a Huelva fue una de las pocas "pequeñas" compañías que sobrevivió a la Guerra Civil, hasta pasar a integrarse en RENFE en 1941. La justificación para su construcción fue, en buena medida, dar salida por el puerto de Huelva a los productos agrícolas del sur de Badajoz y de minería del norte de Huelva. La construcción se comenzó hacia 1881-82 y entró en servicio en toda su longitud en 1887. Su situación económica fue siempre muy precaria debido a la competencia de MZA a través de sus líneas de Mérida a Sevilla y de Sevilla a Huelva y a la escasa población de buena parte de las zonas recorridas. Aún así, sobrevivió de forma independiente, como decía, hasta 1941.

Como era normal en aquella época, la compañía adquirió máquinas del tipo 030 para mercancías y del 120 para viajeros y servicios mixtos. La idea inicial era contar con diez de las primeras y 14 de las segundas. Pronto se tomó la decisión de reducir éstas últimas a seis y comprar en su lugar ocho del tipo 040. Las 120 fueron fabricadas en 1885 y 1886 por la factoría inglesa Dubbs. Su timbre era de 10 kg/cm2, su potencia de 384 CV y el esfuerzo de tracción de 4620 kg. 

La 03 del Zafra a Huelva, posteriormente 120-2093 en RENFE (Foto: Parque Motor RENFE)

Estación de Fregenal de la Sierra, en fecha indeterminada. En la imagen, un operario parece trabajar en la caja de humos de una locomotora 120 (Foto: Fondo Manuel Espejo/Spanish Railways)
Probablemente otra 120 en el viaducto de Sillo, de la línea Zafra-Huelva (Foto: José Ramón Manzano/Spanish Railways)
La 120-2096 en fecha y lugar indeterminados (Foto: Gustavo Reder/F. Fernandez Sanz)
Pronto se vio su falta de adecuación al perfil de una línea tan quebrada.  Además, a ello se unió la poca afluencia de viajeros debido, en gran parte, a las grandes distancias entre pueblos y estaciones.  Como consecuencia sólo existía un tren de viajeros al día que pronto empezaron a realizar las 030, debido a que podían cumplir sin problemas las escasas exigencias horarias. Justamente como una solución para disminuir los costos de este servicio tan poco utilizado es por lo que se tomó la decisión de adquirir un automotor de vapor, el famoso Sentinel, que entró en servicio en 1929 y del que me ocupo en otra entrada. 

Estación de Huelva-Odiel en 1956, cuando ya sólo quedaban las 2093 y 2095 (Foto: Juan B. Cabrera)

Con todo ello, las 120 fueron relegadas a servicios de maniobras en las dos estaciones extremo de la línea: Huelva y la Puebla, junto a Zafra. Las seis pasaron a RENFE donde consituyeron la serie 120-2091 a 2096 y continuaron prestando los mismos servicios. En 1955 se desguazaron las 2091, 2092, 2094 y 2096. En 1958 le tocó  el turno a la 2093 mientras que la 2095 sobrevivió hasta 1967 en Almería, en funciones de alternador en los talleres de RENFE.


FUENTES CONSULTADAS:

Wais, F. : Historia de los ferrocarriles españoles. Editora Nacional. Madrid, 1971

Fernández Sanz, F: Locomotoras de otras compañías (Historia de la tracción vapor en España, tomo V). Maquetren, 2014

Parque Motor RENFE

Página web de Spanish Railways