sábado, 29 de agosto de 2015

Historias del vapor (XVIII): ¿Cuál sería la más antigua? (RENFE 030-2013/030-2059)

Cuando, a finales de los 50, viajaba en tren a Madrid, no había espectáculo que me atrajera más que el que se producía en el último tramo del recorrido entre Getafe y la estación de Atocha. Por una parte, era impresionante contemplar desde la ventanilla a la Mikado que arrastraba mi tren tomando algunas curvas de ese recorrido con su enérgico pero también acompasado movimiento de sus bielas. Aceleraba y resoplaba para llegar a su hora por una vía que se encontraba en bastante buenas condiciones. Por otra parte, se me iban los ojos tras tantas locomotoras de distintos tipos que maniobraban, o estaban aparcadas, en esa zona del depósito de Cerro Negro en un ambiente gris y humeante, pero para mi pleno de atractivo. Viéndolas a algunas ya tan achacosas y con escapes de vapor por todas sus juntas, me preguntaba cual sería la más antigua de ellas. Naturalmente en aquellos momentos no tenía respuesta. Llegó bastantes años después. La serie más antigua de RENFE en aquella época era la 030-2013/030-2059, algunos de cuyos ejemplares estaban celebrando ya su centenario cuando yo me hacía aquella pregunta A este respecto, conviene recordar que, realmente, la más antigua que llegó a RENFE fue la 120-2112, del ferrocarril de Barcelona a Martorell, construida en 1854, pero había sido retirada ya muchos años antes y no llegó a ser tan longeva como esta serie de la que me ocupo ahora.

En 1857, la recién constituida compañía M.Z.A. se planteó una adquisición masiva de locomotoras para dar servicio a las nuevas líneas que se construían tales como la de Madrid a Zaragoza o la de Albacete a Murcia y, al mismo tiempo, reforzar la dotación de la de  Madrid a Alicante. Para ello encargó nada menos que 90 locomotoras a distintos fabricantes franceses e ingleses. De ellas, 70 serían del tipo 030, para servicios mixtos, y 20 del tipo 120, específicamente para viajeros.


Las primeras 40 del tipo "mixto", también denominadas Mamut por su, para entonces gran poder de arrastre, fueron construidas por factorías inglesas. Las primeras 20, que recibieron la numeración 246 al 265, llegaron en 1858, procedían de la casa Wilson de Leeds y estaban específicamente dedicadas a la línea Albacete-Murcia. 




Así debían ser originalmente las locomotoras 246 a 265 de MZA fabricadas por Wilson. La foto corresponde a la 246 (RENFE 030-2013) restaurada con motivo de ser la locomotora más antigua de RENFE que alcanzaba los cien años de servicio. La Asociación de Amigos del Ferrocarril de Madrid la rindió un homenaje el 21 de mayo de 1957. Supongo que la imagen debe pertenecer a Gustavo Reder que dirigió su restauración y pertenece al archivo de Fernando Fernández Sanz
Curiosamente tenían cilindros interiores cuando lo que prevalecía entonces eran los colocados exteriormente. Parece que la razón era una mayor estabilidad cuando desarrollaban velocidades más altas con trenes de viajeros. Tenían una potencia de 422 CV, el diámetro de sus ruedas motrices era de 1,36 metros y el esfuerzo de tracción de 4441 kg.

El segundo grupo de 20 -números 266 a 285, procedían también de Leeds, pero en este caso de la factoría Kitson. En este caso, su destino era la línea de Madrid a Zaragoza.


Imagen de una de las Kitson (266 a 285 de MZA). Eran prácticamente iguales a las Wilson (Foto: Archivo F. F. Sanz)

Las 30 locomotoras restantes de este gran pedido procedían de la casa francesa Cail y fueron destinadas a la línea de Alcazar a Albacete. Recibieron la numeración 286 a 305. Salvo un peso algo menor y algunos detalles de poca importancia eran similares a las inglesas y con las mismas prestaciones.


Probablemente la 287 de MZA pero con seguridad una de las fabricadas en Francia por Cail. Su peso era ligeramente menor que el de las inglesas y presentaban ligeras variaciones en los cubreruedas y en los apartapiedras (Foto: Archivo F.F. Sanz)
En el año 1923 estaba toda la serie completa, si bien cuatro de ellas operaban como máquinas piloto y no salían a la línea. Hacían fundamentalmente trenes mixtos y correos por terreno poco complicado tales como los Alcazar-Albacete o Valladolid-Osma. 

Al constituirse la RENFE toda esta serie de 40 locomotoras, excepto una que pasó a Soria, se repartieron en depósitos de la antigua M.Z.A. En 1943 ya se desguazaron cuatro. En los años siguientes siguió la retirada lenta pero progresiva de la serie de modo que en 1962 sólo sobrevivían siete, y además algunas de ellas en depósitos muy distintos a los habituales. En concreto había tres en Zaragoza, una en Alicante, otra en Barcelona, otra en Águilas y otra en Valencia. 


Las Kitson RENFE 030-2042 (MZA 281) y Cail RENFE 030-2037 (MZA 288) en el depósito de Zaragoza-Campo Sepulcro. Operativas, habiendo cumplido ya 100 años. Este ambiente me recuerda de alguna manera al que yo contemplaba de chaval cuando pasaba en tren por la zona de Cerro Negro, poco antes de llegar a la estación de Atocha en Madrid (Foto: Wyrsch)



En 1960, J. Fox fotografió en Zaragoza a esta Kitson. Tenía ya más de cien años y parecía estar dedicada ya a labores auxiliares


La Wilson 249 de MZA   (RENFE 030-2016) fotografiada en Valencia en 1960. Obsérvese la construcción "artesanal" de la cabina (Foto: autor desconocido. ¿Quizás Marshall?)
Otra imagen de la 249 en Valencia, también en 1960. La imagen está tomada por nuestro querido Lawrence G. Marshall). Dice que era una locomotora muy cuidada por sus maquinistas y que, incluso tenía el honor de estar recuadrada en azul
Ahora es la Kitson 030-2040 la fotografiada en Madrid, también por Marshall, y también en 1960. El terraplén que se va a la izquierda identifica la zona como el depósito de Cerro Negro. Casi con toda seguridad, vi varias veces a esta locomotora cuando yo entraba en Madrid en el semidirecto de Cuenca. ¡Ella era la locomotora más antigua!

El desguace de todas estas centenarias se produjo en 1964 y 1965. Según cuenta Marshall una docena de ellas, estuvieron esperando el desguace en el antiguo cocherón circular de Alicante. En cualquier caso, al menos una de ellas -la restaurada 246, 030-2013 en RENFE- fue preservada. Ahora se conserva felizmente -y creo que felizmente bajo techado- en el Museo de Vilanova. 



La MZA 246 en el Museo de Vilanova. En esta foto, en exposición interior (Foto: Museo de Vilanova)
¡Ciento cincuenta y ocho años nos contemplan! (Foto: autor desconocido)

FUENTES CONSULTADAS:

Fernandez Sanz, F: Locomotoras de M.Z.A.Historia de la tracción vapor en España. Tomo I. Autoedición

Marshall, L.G. Los tiempos del vapor en RENFE. Aldaba ediciones 1987

Marshall, L.G. Recuerdo del vapor en RENFE. Ediciones Trea. 1998