domingo, 27 de septiembre de 2015

Historias del vapor (XX): La gran manada de "mamuts" (RENFE 030-2128/030-2205 y 030-2206/030-2208)

RENFE heredó de las antiguas compañías un elevado número de locomotoras del tipo 0-3-0, denominadas también como mamuts por ser este el nombre de la primera locomotora de este tipo. En general eran bastante antiguas, pero las grandes carencias de material de tracción de la postguerra llevaron a seguir utilizando muchas de ellas y llegaron a constituir, tras la oportuna clasificación, hasta más de sesenta series distintas. El grupo más numeroso fue el de las 1300 Norte que constituyeron la serie 030-2128 a 030-2205 a la que se sumaron tres más -las 030-2206 a 030-2208- que, aunque fueron cedidas a otra compañía, formaban parte del lote original.

Las 1300 de Norte era la original serie 300 que posteriormente fue renumerada. Eran setenta locomotoras que formaban parte del pedido inicial de la Compañía del Norte tras su constitución, junto con setenta máquinas tipo 1-2-0 y cinco del tipo 0-3-0T para maniobras. Si bien, como digo, el pedido era de 70, sólo se recibieron 69 ya que una se cedió en fábrica a la compañía del Montblanc-Reus. Por tanto, la numeración final de los ejemplares de la serie fue 301 a 369. Junto con su matrícula, cada locomotora recibió el nombre de un río español. 

Las 300 fueron construidas por tres factorías europeas: Schneider, Grafenstaden y Soc. Autrichienne. Tenían una potencia de 454 CV, un diámetro de ruedas motrices de 1300 mm y un esfuerzo de tracción de 5227 kg. Eran por tanto unas locomotoras específicas para trenes de mercancías y para algunos trenes mixtos. Tanto la disposición de los cilindros como la distribución era externa, no tenían domo de vapor, ni cabina de conducción para el personal que estaba sujeto a todo tipo de inclemencias atmosféricas. 

Por suerte existe esta fotografía que nos permite ver el aspecto original de estas locomotoras. Está tomada en Irún en 1864 y sorprende su aspecto, sin domo ni cabina. (Imagen de la Biblioteca Nacional)
Con el tiempo en sucesivas reformas se montó el citado domo coincidiendo con la renovación de calderas y también se las dotó de marquesina. Así mismo, se instaló en ellas ventilador para mejorar el tiro del hogar en las paradas, inyector Giffard y también un curioso dispositivo para lograr una mejor inscripción en curvas cerradas, tan frecuentes en las líneas del Norte. Cabe destacar también que en 1880, se llevó a cabo  en una de ellas un primer experimento de doble expansión. El resultado parece que no fue muy bueno y la locomotora volvió a su estado original.


No está claro si es la 1316 o la 1318. En cualquier caso, la imagen está tomada en Vitoria en 1912 y, al parecer, figura en ella un ingeniero de la compañía (Foto: Archivo Municipal de Vitoria)
Dado que, con buen criterio, se había decidido que estas locomotoras tuvieran el mayor número de piezas intercambiables con las del tipo 1-2-0 para poder transformarlas de un tipo en otro de acuerdo con las necesidades de explotación, se produjeron un gran número de bajas y altas en la serie. El alta más importante tuvo lugar en 1877 al transformarse 13 máquinas 1-2-0 en 0-3-0. Dos años después, en 1879, se incorporaron otras cuatro mediante un intercambio con la compañía MZA. 

En el decenio de los 80 hubo trasvases con locomotoras de otras líneas anexionadas tales como la Alar-Santander, Barcelona-Pamplona o Tudela-Bilbao así como cesiones y recepciones de otras compañías. A principios del siglo XX parece que la serie está ya estabilizada en 81 ejemplares. A mediados de los años 30 de este siglo XX se vendieron tres al Estado para la línea de Murcia a Caravaca. Esta era la situación cuando se constituyó la RENFE que clasificó a las 78 del Norte como 030-2128 a 030-2205 y a las del Murcia-Caravaca -iguales a las anteriores- como 030-2206 a 030-2208 quedando estas tres últimas en el depósito de Murcia. 
La Norte 1306 El Ebro, ahora ya RENFE 030-2132, con su apariencia definitiva (Foto: Colección J.P. Vergiez)
Las primeras fueron distribuidas por distintos depósitos de la Red y dedicadas básicamente a maniobras o a pequeños trenes colectores. 



Dados sus buenos resultados su baja se fue retrasando de modo que todavía en 1955 se conservaban todas. A partir de ese año comenzaron los desguaces de modo que sólo unas veinte llegaron a cumplir su centenario.
La 030-2182 El Oquendo, en Valladolid en octubre de 1963, ya a punto de ser desguazada (Foto: L. G. Marshall)



Una 1300 en Venta de Baños en los años 50. La relativa facilidad con que se transformaban las 1-2-0 de aquella época del Norte con las 0-3-0 puede aclarar el hecho de que esta locomotora 0-3-0 tenga como nombre el de una población "Fuenterrabía" cuando debía corresponderla el de un río. (Foto: autor desconocido)
Las últimas cuatro se desguazaron en 1966. Una vez más no se conservó ninguna de ellas aunque, con ciertas reservas que comentaré en una entrada posterior, puede considerarse que la 030-2107 El Alagón, conservada en el Museo de Delicias, es una representante de esta serie.